El grupo de teatro La Hormiga nace de la mano de Ernesto Pérez Calvo en la villa burgalesa de Lerma en 1977.

 

Desde entonces muchas han sido las obras representadas, muchos los actores que han representado papeles, dando vida a personajes de sobra conocidos dentro del teatro español, y muchos también los premios recibidos por el trabajo realizado. Aunque La Hormiga ha representado obras de diverso estilo teatral, siempre ha sentido preferencia por los clásicos en verso del Siglo de Oro español y por la obra del gran dramaturgo Federico García Lorca.

 

En los últimos años, cobra especial importancia dentro del grupo el relevo generacional, puesto de manifiesto por el peso que los más jóvenes del elenco de La Hormiga vienen llevando a sus espaldas con las últimas representaciones.

 

 

Estas son las últimas representaciones con las que La Hormiga ha actuado en Lerma y la provincia de Burgos en los últimos años:

 

2017. El gran teatro del mundo, de Pedro Calderón de la Barça.

 

En “El gran teatro del mundo”, como en “La vida es sueño”, Calderón de la Barca plantea la tesis cristiana de que la verdadera vida comienza para el hombre cuanto muere.

 

En “El gran teatro del mundo” Calderón describe la vida como una escenificación, en la cual los personajes son actores de una gran comedia. Se imagina el mundo como una enorme puesta en escena, donde a cada uno le toca encarnar su papel y, al final de la función, de la vida, cada personaje ha de recibir la salvación o condena, según haya representado bien o mal su papel.

Este auto sacramental es una gran alegoría que se sostiene en ejes temáticos profundamente existenciales, como el sentido de la vida, la fugacidad del tiempo y la muerte, dentro de los que se inscriben el resto de los problemas humanos de siempre; esto es, el poder, la miseria, el hambre y la pobreza entre otros.

 

 “El gran teatro del mundo” es el teatro dentro del teatro; juego escénico puro, donde se representa a los hombres incluso antes de ser concebida su materia, a los que Dios (el Autor) entrega el soplo de vida, para formar el reparto y la utilería propia de cada rol, con el natural gusto o disgusto de algunos. Luego vienen el nacimiento, la actuación de cada uno a través del teatro de la existencia, la muerte y el premio o castigo final.

 

"El gran teatro del mundo" es un producto del pueblo español y de una época puntual, el siglo XVII.  Se trata de un auto sacramental que ha sido y es hoy considerado como la obra cumbre y más lograda, tanto del autor como del género sacro-alegórico.

 

 

 

2016. Asamblea de Mujeres, de Aristófanes.

 

Aristófanes es el autor más representativo de la comedia clásica griega y "Asamblea de Mujeres" su obra más representativa y representada. Estrenada probablemente en el año 392 a.C. en plena decadencia de la democracia ateniense, cuenta como las mujeres deciden solucionar este problema accediendo al poder e implantando una sociedad igualitaria y comunitaria, en la que los bienes materiales sean comunes y también lo sean los hijos.

 

 

 

2015. La dama boba, de Lope de Vega.

 

Lope de Vega es el autor más prolífico y representado del Siglo de Oro español. La dama boba no es su comedia más cuidada pero sí la más divertida. Finea y Nise son dos damas, hermanas. La primera es boba y adinerada y la segunda culta y carente de fortuna. Liseo, galán elegido por los padres para casar con Finea, al conocerla, renuncia al casamiento y se enamora de Nise. Laurencio, galán atraído por la fortuna de Finea, intenta enamorarla, ésta le corresponde y el amor logra curar su enfermedad, convirtiéndola en dama ingeniosa. Con un argumento sencillo el autor logra crear situaciones cómicas que en ocasiones provocan la hilaridad del público.

 

 

 

2014. ¿Representamos o no? de Ernesto Pérez Calvo.

 

Ernesto Pérez, director de La Hormiga, cuenta en esta obra los avatares de un grupo de cómicos que se plantea suspender la representación  debido a las dificultades con las que se enfrentan día a día a la hora de representar: escenarios sobre plataformas destartaladas en las plazas de los pueblos, falta de espacios escénicos en las poblaciones por donde van, ruidos, malos olores, ... por no hablar de cuando llega la hora de cobrar de los ayuntamientos y de conseguir contratos sin que el concejal de turno ponga comisiones "en especie".

 

 

2012. El otro William de Jaime Salom

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACION CULTURAL LA HORMIGA
ContactoLibro de Visitas